2017 Agosto, IAR - Viaje a Santiago del Estero de los médicos de la UBA, con la Fundación

Tuvimos dos reuniones con el equipo de médicos y rotantes que viajarían a Santiago. El doctor Juan Molinos nos convocó y, además, seguimos en contacto con todos los anotados con ganas de viajar en algún momento, a través del grupo de wapp, como medio fácil y barato de comunicación. El equipo conformado armó un grupo particular como modo de comunicarnos e ir resolviendo las cuestiones previas al viaje. Los profesionales que fueron a Santiago son Lola, Agustina, Josefina, Florencia, Leandro, Fabián (rotantes), y el doctor Cristian Rigou, docente de la UBA.

Con Juan, teniendo en cuenta sus directivas de que los rotantes no estén solos atendiendo en ninguna escuela, y considerando que Claudia nos avisó que no podría recorrerlas con el grupo por estar muy ocupada, la agenda quedó definida de la siguiente manera:

Un grupo atienden el lunes en Santa Rosa y el otro en el hospital de Suncho (con el acompañamiento de un médico local).

El martes por la mañana, todos vamos a Yacu Hurmana. Por la tarde atienden en el hospital de Suncho.

El miércoles por la mañana, atienden en El Cachi y por la tarde en Barrialito.

El jueves temprano un grupo va a Santo Domingo y a media mañana vamos a República de Méjico. Por la tarde, a pedido de la doctora Wede, atienden el colegio parroquial de Suncho Corral.

El viernes vamos a La Candelaria por la mañana.

Para este viaje se propuso sumar algunas prácticas a las realizadas en los anteriores:

Se invita a los adultos para atender no sólo a los chicos, sino también a todos los integrantes de las familias.

Se realiza, (por lo que se pidió previamente que vayan en ayunas), la extracción a cada uno que quiera de una gota de sangre, para realizar un test de glucemia. Los que llegaron habiendo desayunado, se le realizó el test a las horas, pidiéndoles que no ingieran nada en ese lapso de tiempo. La doctora Paola, docente de la UBA, donó lancetas para realizar estas mediciones. A los que salga mal esta medición, se les repetirá en el viaje siguiente; sólo a esos o a quienes no se los haya medido.

Como en las otras visitas, se mide el peso y talla a todos los chicos, consignando la nueva fecha.

Los datos de observaciones y tratamientos se irán colocando con la fecha correspondiente y todos juntos, para poder hacer un seguimiento de forma más fácil.

Se mide la presión arterial.

En las escuelas que permita unos días para retirarlos, a algunas personas se les deja envases plásticos para que tomen muestras de materia fecal, que luego se retiran en unos días, para realizar euro cultivo.

Se plantea realizar el test de agudeza visual, para quienes muestren alguna dificultad en este tema.

A quienes se descubra alguna cuestión relacionada con el Chagas o problemas cardíacos, se le hace un electro cardiograma, con un aparato portátil. De ser necesario, se le sugiere hacer un electro en el hospital.

Armamos una ficha nueva para adultos, diferenciando varios campos para consignar en la misma las cuestiones propias de esta etapa de la vida.

Se modificó la ficha pediátrica agregándole una columna para la medición de la glucemia.

Se insiste en el cepillado de dientes como práctica constante a seguir insistiendo en los chicos y adultos.

Como dato fundamental, la atención a la Comunidad toda es una modalidad que, de ser posible, deberíamos seguir haciendo con los futuros equipos, y no sólo atender a los chicos.

En resumen, a todos se los entrevistó junto con los padres si hubieran concurrido, se revisó en detalle: se les tomó la presión, se los midió en peso y talla, examen de ganglios, cardiaco, pulmonar, del abdomen; y en casos específicos un examen neurológico (convulsiones febriles, cefalea); a algunos el examen de vista; a algunos se les hizo un electrocardiograma; y se les consultó variadas cosas para determinar su estado de salud. Cada cosa que se realizaba se anotaba en su ficha personal.

En orden y por familia ingresaban para atender a los chicos, y a los adultos de forma individual. Supervisados por el doctor Cristian, se armaron dos grupos de médicos rotantes que atendieron un rato en cada aula, para ver patología pediátrica y de adulto.

Lola, Agustina y Leandro viajaron el viernes 28 de julio hacia Santiago, donde estuvieron el fin de semana en la capital, para ir, según convenimos, el lunes bien temprano hacia Suncho Corral, para encontrarse con Claudia y Raúl y, acompañados y orientados por un médico local, atendieron en el hospital de Suncho desde la mañana hasta la tarde, cortando para almorzar. Raúl quedó a cargo de organizar el almuerzo, y de trasladar al equipo de ser necesario.

Josefina, Florencia y Fabián (médicos rotantes), junto con Cristian (médico docente) y Edu, viajamos en la camioneta del doctor el domingo 30 desde bien temprano para llegar a Casares alrededor de las 17 horas. Nos esperaron en la escuela de Santa Rosa, algunas mamás, Lili la directora, y Jorge el maestro. También fueron llegando algunos chicos. Con ellos tomamos unos mates y nos acomodamos.

Además, se preparó el lugar para la atención del otro día.

En todas las escuelas el equipo fue recibido con una gran alegría, respeto y cordialidad. Según los horarios en que nos encontrábamos en la escuela, nos invitaban con mates y algo para comer, o nos quedábamos a almorzar. Pacientemente esperaron que los atiendan a cada uno.

Un equipo de profesionales entregados y que se trabajaron todo… Los chicos, sus familias, sus docentes, y la fundación… inmensamente agradecidos!!!

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube
  • Twitter

REDES SOCIALES

INFORMACIÓN

Domicilio fiscal: cuba 2184, 2do A, CABA

1140962143

Diseño y Desarrollo >         Eureka Comunicación

Fundación Para los Chicos un futuro mejor

Razón social: Fundación un mundo mejor para los chicos


CUIT: 30715869280