2018 Agosto, en la escuela de El Cachi con los médicos de la UBA.

Escuela N° 1048, en El Cachi:

Recorridos unos 30 kms de ripio, y 15 kms del peor de los caminos que nos tocó transitar, con gran cantidad de tierra suelta y el viento que te hacía estar constantemente en una nube de polvo, llegamos a la escuela de El Cachi, donde estaba toda la comunidad esperando nuestra llegada.

Amables y divertidos, nos recibieron y fuimos saludando mientras Raulito y los rotantes médicos preparaban el aula que haría las veces de consultorio. Luego el equipo médico se dedicó a atender por familias a todos, detectando algunos casos a seguir puntualmente y derivarlos a los especialistas, que trataremos de contactar con la fundación Haciendo Caminos, para lograr que los vean lo antes posible, combinando con ellos según la agenda de visitas de médicos a Suncho Corral.

Aprovechamos para conversar cuestiones didácticas con los docentes (en particular sobre las posibilidades de trabajar el material que hicimos llegar de la fundación Stamboulián); armamos algo de la agenda de los próximos meses, con la posible visita de un grupo de titiriteros; y pensando ya en algunos detalles del viaje que haremos para la finalización de clases los primeros días de diciembre.

En un clima distendido por la música y el baile, motivados por Sebastián que nos acompañó en todas las visitas que realizamos esos días, todos fueron esperando su turno para que los atiendan. Cuando terminaron los médicos su tarea, almorzamos todos juntos en una larga mesa empanadas y quipe. Al rato, jugaron al fútbol, nos sacamos unas fotos, y luego partieron las familias hacia sus casas, y nosotros para Suncho Corral.

Proyecto Salud: En cada escuela fue muy lindo el encuentro, en particular por la presencia de Sebastián, que acompañó al equipo de médicos y de la fundación, tocando la guitarra y cantando con la gente de cada comunidad educativa, generando un clima de alegría, especialmente mientras las familias esperaban la atención de los profesionales.

Los profesionales realizaron la atención primaria de salud de cada uno de los chicos, atendiéndolos con su familia, los que habían venido acompañados. Controlaron su peso y medida, tomaron la presión en particular a los adultos, y completaron las fichas médicas de cada uno, para continuar el seguimiento de los alumnos. En cada caso les respondieron las consultas que cada familia les planteaba y dieron consejos diversos.

Entregamos en septiembre el material donado por la fundación Stamboulián.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube
  • Twitter

REDES SOCIALES

INFORMACIÓN

Domicilio fiscal: cuba 2184, 2do A, CABA

1140962143

Diseño y Desarrollo >         Eureka Comunicación

Fundación Para los Chicos un futuro mejor

Razón social: Fundación un mundo mejor para los chicos


CUIT: 30715869280