2018 Noviembre, entregando incentivos con Germán en la escuela de Yacu Hurmana.

Compartiendo unos días intensos con el presidente y fundador de la Fundación, viajamos con parte de su familia a Santiago del Estero bien temprano esa mañana de lunes. El avión nos dejó en el aeropuerto a Germán, Humberto su papá, Guille su hermano y a Edu.

Nos fueron a buscar en su camioneta Luis y Valentino, para llevarnos al campo, a nuestra casa en Villa Figueroa, en el corazón del monte santiagueño.

Dejamos las cosas en la casa donde nos esperaba Mario, y luego nos fuimos para la escuela de Yacu Hurmana.

Estaba toda la comunidad educativa: alumnos, docentes y familias. Tanto cariño con que nos recibieron nos llenó el alma. Habían preparado el almuerzo, y con Selva armamos en el patio techado las mesas para la entrega de premios e incentivos.

A los chiquitos del Jardín y a los del Secundario les entregamos zapatillas para que sigan haciendo el esfuerzo de aprender y terminar su nivel de estudio. A los del nivel primario les entregamos por grado distintos incentivos: linternas para los alumnos de mejor asistencia; zapatillas para los que realizaron el mayor esfuerzo en el año; y unas zapatillas full para los chicos que fueron considerados los mejores alumnos de cada grado. A cada familia les entregamos un pesebre para que puedan llevar a sus casas.

Luego con gran alegría compartimos el almuerzo en grandes mesas que armamos para poder comer.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes